Pastor servirá como padre de crianza para los niños menores de edad

Muskegon, MI (5 de enero de 2015) – Nota del editor: Desde el comienzo del año 2014, unos 70.000 niños menores de edad, la mayoría de ellos procedentes de Honduras y El Salvador, huyeron hacia los Estados Unidos para escapar de la extrema violencia y pobreza en sus países de origen. Sólo en el mes de junio, 10.622 niños fueron detenidos a lo largo del Río Grande.

Desde entonces, el número de niños se ha reducido al mínimo de cientos por mes, y la cobertura de los medios de comunicación también se ha reducido aunque casi a nada. Pero muchos de los que ya llegaron aún están en espera de las audiencias para determinar si serán deportados, y si las condiciones que llevaron al éxodo permanecerán.

Kurth en Guatemala

Kurth en Guatemala

En las últimas semanas, el Servicio de Noticias del Pacto habló con tres mujeres cuya atención han permanecido enfocadas en este tema. Itzel Yared Morales Gutiérrez está trabajando con los niños detenidos por las autoridades en la frontera de Honduras y de México; Margarita Monsalve, pastor de la iglesia Navegando con Cristo en Torrance, California, continúa trabajando con los niños y las familias; y Shelley Kurth se está preparando para ayudar a los niños que han sido trasladados por la Patrulla Fronteriza en el área de Grand Rapids, en Michigan.

Cuando Shelley Kurth, pastor asociado de Forest Park Covenant Church, y otros miembros de su congregación fueron a un viaje misionero con Merge Ministries a Guatemala, su corazón se rompió cuando vio la pobreza extrema en la que viven las familias. “Ese viaje me abrió los ojos”, dice.

Kurth, su esposo y sus dos hijas adolescentes, están atravesando un proceso para obtener la certificación para que puedan ser un hogar de crianza para los niños menores de edad. “La idea de proporcionar cuidado de crianza para los refugiados y los niños huérfanos en necesidad ha estado en el corazón de mi esposo e hijos por un largo tiempo.”

Los niños por lo general se quedan con la familia de crianza sólo por unas semanas o menos hasta que la familia en los Estados Unidos o de un patrocinador se encuentra. “A veces, todos lo que estos niños tienen es un número de teléfono, si es que – para llamar a alguien”, dice Kurth.

Las familias de crianza juegan un papel importante para ayudar a la transición de los niños, dice Kurth. “Para los niños, estas familias que los toman será la primera cara amable que han visto.”

Kurth y varias otras familias están pasando por el proceso de trabajar con una agencia local, Bethany Christian Services. La agencia ofrece oportunidades para los padres de crianza en el área de Grand Rapids para ayudar a través del programa de niños menores de edad, lo cual es la más grande del país.

Forest Park Covenant ya cuenta con un ministerio fuerte dedicado a ayudar a los niños de crianza. El Estado utiliza el edificio para las visitas de los padres. La iglesia tiene un programa llamado Covered in Love Pantry lo cual proporciona ropa y suministros básicos para los niños de crianza y sus familias de crianza durante las primeras 24 horas.

En última instancia, el destino de los niños será decidido por los tribunales, que están trabajando con la acumulada cantidad de casos.

Kurth dice que entiende que las personas tienen diferentes opiniones sobre si a los niños de Centroamérica se les debe permitir permanecer en el país, pero añade: “El objetivo es cuidar a los niños y no quedar atrapado en las situaciones políticas.”

Print Friendly, PDF & Email

About the Author

Stan Friedman

Stan Friedman is the news and online editor for the Covenant Companion and is grateful for the opportunity to serve in a job that combines his newspaper and pastoral ministry experience. He has been to 15 Bruce Springsteen concerts in four cities and listened to “Thunder Road” an average of at least once a day for 41 years.

Author Archive Page

1 Comment

Post a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *